Diario HOY

Mercado privado presentaría alta contaminación en la Banda de Shilcayo

Mercado privado presentaría alta contaminación en la Banda de Shilcayo

 

Costales rotos llenos de todo tipo de desechos, aguas negras estancadas generando fuertes olores nauseabundos, foco de criadero de zancudos que propagan el dengue, es lo que pudo percibir nuestro equipo de prensa tan pronto pudo ingresar al mercado de abastos “EL TOÑO”, ubicado en la cuadra 24 de la carretera Vía de Evitamiento sector Chontamuyo en el distrito de la Banda de Shilcayo.
Las autoridades del lugar nada hacen por remediar este foco de contaminación y que podría generar consecuencias mayores de salud colectiva.
se pudo apreciar, este lugar en una bomba de tiempo de contraer enfermedades infecto contagiosas ya que cerca de este lugar existen varias personas viviendo en estado deplorable soportando malos olores, lo más grave es que las condiciones en la que se venden los productos no son las más salubre, como frutas y verduras en el suelo, cerca de la basura.
Pero el problema también se ha extendido a la misma vía rápida donde los conductores tienen que lidiar con la proliferación de mosquitos. En líneas generales estas aguas estancadas son una mala imagen para el distrito, mientras que su alcalde José Augusto del Águila García viene pensando más en obtener réditos políticos que en solucionar los problemas de la comunidad.
Con la finalidad de encontrar respuesta alguna, ubicamos al propietario del centro de abastos Antonio Heredia Velaysosa, quien no quiso dar una entrevista formal, pero dijo que todos los días sacan su propia basura en una pequeña furgoneta que lo lleva al botadero de Yacutatina. Dijo también que no lo entregan al recolector porque les piden que los desechos sean seleccionados.
Para conocer en detalle sobre este problema, el 9 de junio nos acercamos hasta el Mercado “Toñito” en busca de respuestas más convincentes, así como también a la propia municipalidad de la Banda de Shilcayo donde ubicamos al jefe de la División de Ambiente y Fiscalización, Roider Pérez Cueva, quien dio otra versión a comparación del señor Antonio, indicando que los recolectores de basura no pasaban por ese lugar era por problema de la comuna y no del empresario.
Tras entrevistarle a este funcionario Municipal increíblemente, nos enteramos que el propietario de este mercado había presentado con fecha 9 de junio al Municipio una solicitud para el recojo de residuos sólidos, lo que hace pensar que todo sería armado.
Según algunos informes periodísticos los mercados nunca ha sido un ejemplo de limpieza, pero las lluvias y la falta de recojo de basura han empeorado la situación convirtiéndose en un foco peligroso que pueda desencadenar una epidemia.
Mientras la comuna distrital se hace de odios sordos y no ve este problema en dicho centro de abastos nos dirigimos al Hospital de la Banda de Shilcayo dado a que el alcalde José del Águila nunca llegó a responder nuestro llamado, tampoco contestó el teléfono, peor dar una entrevista presencial; a diferencia de la campaña electoral donde los periodistas éramos los asediados buscando entrevistas y solicitando espacios gratuitos.
En el hospital de la Banda de Shilcayo ocurrió igual que en la municipalidad, el vigilante, como en todas las entidades del estado, es que el decide si el director da la entrevista o no, sin antes consultar al jefe inmediato superior. Este mismo señor dijo que nos atenderían el lunes próximo por encontrarse muy oculados los empleados, más o menos como ocurre con las citas médicas.
Volvimos por segunda vez a la municipalidad de la Banda de Shilcayo para ver si teníamos suerte ubicar al alcalde José del Águila, la respuesta fue la misma, que no se encontraba en su despacho.
Nuestras llamadas también fueron constantes porque queríamos saber su respuesta.
La basura se debe recoger pronto, desinfectar el ambiente y encontrar la forma de mejorar la disposición de los desperdicios, antes de que una epidemia abra un nuevo frente de batalla en la ya castigada comunidad.